Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.
La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.
Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.
En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.
Más información en el apartado "POLÍTICA DE COOKIES" de nuestra página web.

CÓMO REUTILIZAR EL ACEITE DE OLIVA DESPUÉS DE SU USO EN FRITURA


CÓMO REUTILIZAR EL ACEITE DE OLIVA DESPUÉS DE SU USO EN FRITURA
click para ampliar

Cuando solemos hacer muchas frituras, tras cocinar tenemos un excedente de aceite que no comeremos con el alimento. Por ello, en este post os vamos a dar recomendaciones de como reutilizar de nuevo este aceite ya frito de una manera adecuada, porque el AOVE si se usa bien no tiene un solo uso, se puede aprovechar (hasta 5 veces en ocasiones) si seguimos estos consejos que os proponemos:

  1. El aceite de oliva (en general también el virgen extra) aguanta temperaturas de hasta 180ºC sin perder excesivas propiedades y siendo totalmente comestible e inocuo si no rebasamos el punto de quemado. Por tanto es muy importante para poder reutilizarlo no pasar de esa temperatura 
  2. Evitar tapar la sartén o freidora mucho para que no condense el vapor de agua y no aumentemos la humedad dentro del aceite restante, la humedad deteriora tremendamente el aceite ya que hace que se oxide más rápidamente. Mejor sin tapa y que el vapor del agua de los alimentos escape
  3. Intentar que los alimentos que introducimos en la fritura estén lo más secos posible. Así como en el anterior punto hay menos agua y menos riesgo de que el aceite se deteriore en futuros usos
  4. Filtrar el aceite con un colador fino tras usarlo para que los pequeños trozos e impurezas que queden dentro no agredan al producto al quemarse a temperaturas inferiores al aceite.
  5. Además de filtrarlo tras usarlo usar siempre aceite de oliva que haya sido embotellado filtrado, porque si usamos aceite sin filtrar los restos de aceituna y humedad dentro lo harán estropearse pronto igual que si no lo filtramos tras su uso. 
  6. Un envase de cerámica, vidrio opaco o metal (por ejemplo acero inoxidable), envases de plástico o vidrio transparente permitirán siempre que el aceite de oliva se oxide por acción de la luz como catalizador.
  7. Importante saber que si hemos frito con él se puede reutilizar para freír o sofreír de nuevo, pero no debemos usarlo para crudo o marinados tras haberlo cocinado antes.
  8. Nunca debemos mezclar aceite usado y nuevo, puesto que el nuevo aguanta más pero al mezclarlo parte del producto usado puede degradarse sin que nos demos cuenta al haber aceite de oliva en estados diferentes de oxidación.
  9. Cuando veamos que tras un uso se ha quedado mucho más oscuro y de aspecto denso con respecto al aspecto previo mejor desecharlo.