Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.
La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.
Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.
En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.
Más información en el apartado "POLÍTICA DE COOKIES" de nuestra página web.

Una aceituna alberquina para un aceite excelente


Una aceituna alberquina para un aceite excelente
click para ampliar

Ayer recibimos en nuestra almazara esta partida de aceituna arbequina que además de tener un colorido que cautiva, cuenta con un sabor único y de altísima calidad. 

Pero, ¿de dónde proviene esta aceituna con ese nombre tan característico? La aceituna arbequina proviene de Cataluña. Su nombre viene de la localidad de Arbeca, ubicada en Lérida. Se trata de un tipo de aceituna que también se cultiva por otras partes del mundo, gracias a su buena adaptación a los diferentes climas y a los diferentes tipos de suelos. Por eso es una de las aceitunas más internacionales.

Su maduración es rápida y  no se arraiga demasiado al árbol. Esto hace que su recolección sea temprana y sencilla, algo muy positivo a la hora de trabajar en la producción del aceite de oliva virgen extra. 

En cuanto a su forma la aceituna arbequina es corta y elíptica. Su característico color influye posteriormente en la tonalidad del aceite arbequina, un aceite verde pero tirando a amarillo. Se trata de una aceituna fácil de trabajar.

Para contar con un aceite de oliva virgen extra de calidad es importante trabajar bien la aceituna desde el cultivo hasta el envasado del producto. En Aceites Clemen somos gran conocedores de la importancia y el trato que conlleva un buen aceite de oliva virgen extra. 

Una vez llevado a cabo ese  minucioso y meticuloso trato... ¡Aquí tenemos ya el aceite arbequino! , fresco y listo para reposar un par de días antes de que pueda ser lanzado y degustado por nuestros clientes; quienes estamos seguros que se enamorarán de su sabor. 

Recuerda que este aceite es más suave que los que hacemos normalmente, por ello se recomienda consumirlo pronto, no guardarlo mucho tiempo.

¿Ansiosos por probarlo? Muy atentos a las redes sociales, en cuanto lo tengamos a la venta lo comunicaremos.